Resultados de una vivencia hacia el Origen, una experiencia para la eternidad

Resultados de una vivencia hacia el Origen, una experiencia para la eternidad.

La experiencia académica que brindó el seminario de Pedagogía de la Madre Tierra en el territorio ancestral Gonawindua, es una valiosa integración formativa, al tener en diálogo distintos seres, diferentes formas de acercarse a la sabiduría ancestral; teniendo como centro la formación que desde el reconocimiento del territorio propició un tejido en el cual 27 participantes entre líderes y sabedores, estudiantes y docentes de comunidades nativas del territorio, la comunidad vaishnava como tradición ancestral y guardianes del territorio y personas no indígenas de diferentes partes del país y del mundo, abrieron su corazón a la sanación y aprendizaje con la Madre Tierra. En este diálogo de corazones, es importante resaltar que se han hecho evidentes los diferentes sucesos que han intervenido a través de la historia y que nos han separado del origen, es decir del paradigma ancestral. Es ahí donde se manifiesta de manera tangible el propósito que tiene la UDSA para educar en torno a la Sabiduría Ancestral, trascendiendo los velos de la realidad humana en este presente.

Todos, independientemente de la comunidad a la que pertenecemos, hemos sido víctimas de la violencia a las madres, a la sabiduría; todos sentimos en el corazón el dolor del otro, el dolor de la madre tierra y de los pueblos ancestrales que han querido silenciar de muchas formas. Al estar juntos, alrededor del fuego que ilumina la conciencia, reconocemos que cada uno puede aportar a la valoración y el retorno al origen, a la memoria del paradigma ancestral. Todos podemos recordar sin dogmatismo ni fanatismo, el deber que nos ha sido entregado en el cuidado y la protección de la Madre Tierra, de la sabiduría que sabios y sabias desde el principio han entregado.

Hemos observado que en la interacción de diferentes culturas, es importante proteger las buenas prácticas y tecnologías espirituales de los nativos de los pueblos originarios, los iniciados en una comunidad ancestral y quiénes aspiran ser guardianes de la Madre Tierra. Sin importar a qué comunidad pertenecemos, todos corremos el riesgo de la ilusión y el olvido del deber ancestral. Por esta razón seguiremos en la búsqueda de más herramientas pedagógicas que permitan la protección y educación entorno a la sabiduría ancestral que está y ha sido entregada, haciendo un aporte también en el apropiado uso de las tecnologías y herramientas occidentales, de manera que no confunda o desvirtúe las de orden espiritual.

Para cumplir con el servicio idóneo a los abuelos y abuelas, y a la comunidad en general entorno a un proceso formativo y ceremonial, como equipo reconocemos la importancia de mantener la Fuerza Espiritual, llevando los principios y cultivando la pureza.

Ver álbum

 

    Leave Your Comment Here