Vivencia de una Hija de la Tierra

Mi nombre es Carmen Helena Prado Aguilar, como estudiante del “proceso formativo Hijos de la Madre Tierra” de la Universidad de Sabiduría Ancestral (UDSA), tuve la oportunidad de abordar todo el tejido de saberes donde se recibe una formación natural del ser; tales como: equilibrio de las aguas, siendo una introducción al proceso de paz y de armonización de la naturaleza;  conexión con los reinos ancestrales, partiendo de los niveles del aprendizaje en la naturaleza: insectos, plantas, reptiles y aves, mamíferos; sanación del templo de vida, con reconocimiento intra e inter familiar del templo de vida; las bondades de la madre, con niveles de aprendizaje de los elementales de la naturaleza: agua, tierra, fuego y viento; y finalmente, la placenta, donde todo ser humano se crea, se transforma y se transmuta para el servicio de la naturaleza, a la madre tierra. Es menester resaltar la asesoría constante, precisa y clara del docente Walter Andrés Gómez Vera (Vishnu); gran parte del proceso se realizó a distancia con mensajes de texto y audios. A partir de ahora, paso a escribir entre líneas mi propia experiencia en particular, llevando a cabo todo este engranaje de la sabiduría ancestral en mi vida personal: El día viernes, 11 de enero del año en curso, partí de Cartagena a Santa Marta, sin conocer este territorio de la Sierra Nevada y con mi espíritu aventurero que me caracteriza, llegué a Gambhira al atardecer, me sentía con el corazón hecho pedazos, con la mente hecha nada y con desorden emocional. por el día martes, nos invitan a las voluntarias a ir a conocer uno de los templos en piedra al aire libre para hacer una meditación  personalizada sobre algo específico de nuestras vidas, de ahí me llamó la atención, y dije para mis adentros ¡qué interesante trabajar sobre una misma, eso es lo que he querido hacer siempre!; entonces, hice los arreglos pertinentes para continuar en los diferentes niveles hasta culminar con todos ellos el 16 de marzo de los corrientes.

Así las cosas, nada estaba planeado, todo se dio como por encanto y fue aflorando nuevamente en mí, el deseo de aprender y salir adelante y con la esperanza de levantarme como el ave fénix de entre sus cenizas. siempre tengo presente que lo que empiezo, lo termino, cueste lo que cueste. Ésto me ha ayudado siempre a no desfallecer en mis metas y mis responsabilidades a lo largo de esta vida terrenal.

 

 

Con el contacto permanente de la naturaleza se van sensibilizando los sentidos externos como los internos, se respeta y se valora cada ser vivo entre los reinos de la madre tierra, se deja de mirar con desdén e indiferencia lo que hay a nuestro  alrededor, se aprecia lo que se observa y lo que no se ve. De esta manera, dejamos de ser tan egoístas que creemos que somos el centro de atención e indispensables en nuestro entorno.

Este diplumado me ayudó en todo sentido: en mi parte física se han ido desvaneciendo dolencias, ya no son tan intensas, sólo tomo algo cuando el dolor de cabeza es fuerte, volví a tomarle amor a mi cuerpo físico, al procurar darle el suministro de lo que realmente necesita, al tomar consciencia que soy yo quien está dentro de él; en mi parte mental que venía repleta de pensamientos negativos, han disminuido esos modelos mentales que estaban tan arraigados en la mente; en mi parte psíquica y psicológica, ha estado mejorando hasta el punto que ya no ingiero pastillas para dormir, la baja autoestima y la tristeza profunda que sentía se han ido poco a poco de mi vida. el significado de este diplumado en mi vida es muy diciente: de una mujer amargada, depresiva y anulada como persona desde hace 3 años, salí de la ecoaldea Gambhira como una mujer renovada, con la alegría de vivir a flor de piel, aprendiendo a tomar consciencia de mis actos, a amarme y a perdonarme a mi misma, con propósitos y compromisos claros. Ante todo darle gracias al Dios-padre y al Dios-madre que por su misericordia infinita hizo posible que un cambio radical aparezca en mi vida y un agradecimiento de corazón por su asistencia a lo largo de mi existencia. hay muchas cosas que le suceden a un ser humano y una no sabe por qué le pasa esto o lo otro, pero sólo dios sabe el por qué pasa lo que pasa. el propósito del diplumado es que cada día hay que darle el justo valor a la naturaleza, hay que ser humildes y reconocer su grandeza: sin agua es imposible existir, sin aire se deja de respirar y viene la muerte, la tierra produce el alimento que se consume, el fuego (sol) nos llena de energía y todos ellos nos dan lo esencial para vivir una vida plena llena de amor, paz y alegría. El compromiso de este diplumado está en ir tomando consciencia de todo lo que nos rodea: de nuestro interior con alimento de pensamientos positivos, de nuestra respiración para aprender a vivir conscientemente “el aquí y ahora”, de los alimentos que entran y salen por nuestra boca, para así atraer a nuestras vidas una salud integra en todo, con todo y por todo. es nuestro Dios padre-madre universal quien nos ama, nos cobija y nos protege en todo momento, por ello, es quien le corresponde el primer lugar en nuestras vidas, sin él al frente no somos nadie, todos nuestros actos y servicios son para él, con él y por él. gracias y mil gracias al universo por todo lo que significa Dios en esta existencia.

Leave Your Comment Here