Historia cíclica de Voces de la Madre Tierra

La historia de este proyecto nace de una experiencia humana, pero también de un proceso educativo en desarrollo, orgánico y vivo en sí mismo. Esperamos que sirva de inspiración respetuosa.

El modelo empleado para contar esta historia, nace mis investigaciones en sabiduría ancestral llamado Naturaleza como Maestra y de mis trabajos universitarios sobre la Metamorfosis de las Plantas de Goethe.

Por: Walter Andrés Gómez Vera (Vishnu B.D)

Formación de la Semilla

Febrero de 2014

Primeros procesos formativos
En los salares de lo que es hoy la reserva Tahamies. Guarne, Antioquia.
Previous
Next

«Rodeada y resguardada por una cubierta protectora, se esconde la vida y la fuerza que la sostiene».

Cuando nos acercamos a la Naturaleza a través del conocimiento académico proporcionado por la educación colonialista, nos damos cuenta que podemos tener acceso a complejas estructuras racionales, las cuales nos permiten tener una noción externa de lo que es la vida y las formas a través de las cuales esta se manifiesta. Sin embargo, el espíritu humano y las circunstancias reclaman la necesidad de una comprensión más profunda. Más allá de la superficie que logra percibir nuestros sentidos y de la incertidumbre de nuestras hipótesis o especulaciones, debe existir otro acercamiento que satisfaga nuestro anhelo más profundo estudiar la vida sin destruirla ni explotarla en el intento.
De esta manera, la semilla de este proceso se gestó a partir de un proceso de descolonización del pensamiento, donde se estableció la voluntad de servir y vivir, sin los condicionamientos de los paradigmas o barreras materialistas, los cuales nos encierran y condicionan.

Agradecimientos en esta etapa a: Mamo Palia (ya fallecido) y su hijo Lwntana (Pueblo Wiwa), por hacer ver la necesidad de un proceso coherente de armonía con la Tierra; a  Bk Atulananda Acharya y al abuelo Cóndor, por incentivar la necesidad de un diálogo no sectario y compasivo en esta etapa; así mismo a los docentes Román Aguiar (historiador) y Ricardo Callejas (botánico) de la Universidad de Antioquia por aportar el entendimiento y orden necesario desde la biología y la filosofía. 

Germinación y las primeras hojas

Febrero de 2015

Continuación de los procesos formativos en el Valle de Aburrá, Antioquia.
Cerro Quitasol, Bello.
Salones Naturales
Previous
Next

Los estímulos del agua, el aire, la tierra y el calor, despiertan la vida dormida y facilitan la ruptura de la cubierta que la envuelve. Las hojas y ramas se desarrollan buscando el sol, mientras que las raíces lo hacen buscando la tierra.

Todo proceso de aprendizaje, si bien parte de un esfuerzo individual, se disfruta y enriquece mucho más en colectivo. De esta manera, gracias a la constancia y escucha atenta durante el proceso de investigación en campo con las autoridades tradicionales, se pasó de un acercamiento con la naturaleza, a un diálogo intuitivo basado en el autoaprendizaje, la introspección y la sanación. 

La germinación de este proceso se llevó a cabo gracias al trabajo directo en los territorios y al compromiso de cada persona o estudiante con su propio aprendizaje, ya que empezamos a reconocer que cada espacio natural constituye un salón de clases donde se aprende a través del silencio y la contemplación. Esto permitió una maduración conceptual y afianzamiento basado en la experiencia vivencial.

Agradecimientos en esta etapa a: El grupo de personas comprometidas con el proceso de aprendizaje, especialmente a Leonardo Vásquez, Julián Sánchez, Leonardo Parra, Margarita, Catalina García, entre otros. Así mismo, gratitud a los proyectos que en ese entonces brindaron una oportunidad de servicio, Naturagente y fundación Sabiduría Ancestral.

Formación del capullo floral

2016

Acompañamiento en cursos en sitio sagrado de Dwanama. Sierra Nevada de Santa Marta.
Primeros procesos formativos
Previous
Next

La misma fuerza que depositada en la semilla, se expande durante la germinación y el crecimiento, consolidándose en una transformación cada vez más delicada y bella, el capullo de floral, donde las hojas se disponen para formar una pequeña cúpula.

En virtud del conocimiento que se tejió con las retroalimentaciones de los estudiantes en el Valle de Aburrá (Antioquia), el proceso educativo en los territorios ancestrales se fortaleció aún más con el aprendizaje y acompañamiento en la Sierra Nevada de Santa Marta, Colombia.

El aprendizaje a través de sabias mujeres, como las Sagas Maria e Isabel (Pueblo Wiwa), fue fundamental para comprender la interrelación entre el territorio, las personas y el proceso de sanación mediante la ofrenda.

Agradecimientos en esta etapa a: los representantes del templo tradicional, Kankurwa Ukungeka, por su respaldo e inspiración. A las hermanas Maria de la Cruz e Isabel por su acompañamiento y consejos.

Los primeros pétalos

Abril de 2017

Primeros procesos formativos
En los salares de lo que es hoy la reserva Tahamies. Guarne, Antioquia.
Previous
Next

El alimento que la planta toma de la tierra a través de las raíces, es refinado cada vez más, gracias a la ayuda lumínica del sol en las verdes hojas. Dando forma a una textura cada vez más delicada y colorida, los pétalos.

La identidad de este proceso se consolida y expenda al mismo tiempo, ya que se manifiesta la necesidad de compartir

Expansión: Formación de los pétalos (corola). Consolidación del nombre, por inspiración en el territorio (2017), página web y redes sociales 2018 y relación de las cartillas Voces de la Sierra Nevada.

Maduración de la flor

Enero de 2019

Primeros procesos formativos
En los salares de lo que es hoy la reserva Tahamies. Guarne, Antioquia.
Previous
Next

Contracción: Formación de estructuras reproductivas de la planta (androceo y gineceo). Consolidación de procesos formativos basados en la escritura, el fuego sagrado homa, y del proceso Formativo Naturaleza como Maestra (literatura ancestral, y los cursos denominados anteriormente, hijos de la madre Tierra)

El fruto

2020 - 2022