Formación de Guardianes en la Sabiduría de la Tierra. Primer encuentro, Un Altar hacia el Origen.

 

En el Valle del Sol.

La duda se antepone a la aceptación de nuestro deber con el infinito.

Deber que hace temblar el corazón y agitar las emociones,

Deber que se presagia en nuestros sueños, de tejer con hilos de sonidos y de oraciones

el paradigma de nuestras Abuelas y Abuelos.

Un Altar en espiral se dispone ante el árbol sagrado, como una invitación a la Madre Divina

y al Gran Espíritu para recibir una humilde ofrenda de frutas, semillas y flores.

Los sentimientos del Cerro Madre, Nutibara, vibran y se manifiestan en las palabras de la Abuela Lucía,

palabras que se siembran en el corazón y germinan con el anhelo de vivir la humildad,

a través del acto de reconocer nuestra historia y errores, ante un altar, ante los ancestros espirituales.

La Formación inicia por custodiar el primer territorio sagrado, cuerpo, y sus 9 puertas de conocimiento y purificación.

Un nuevo compromiso se ofrenda ante la espiral,

Los Abuelos nos invitan a una meta, sentirnos pequeños ante el infinito, pero buscando ideales eternos, hermosos y llenos de bienaventuranza.                                                 

Escrito: Vish Bhak – Walter Andrés Gómez

Fotografía: Leonardo José Parra

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

简体中文EnglishFrançaisDeutschPortuguêsEspañol
error: Protegido por derechos de autor. Contáctanos si en verdad lo necesitas :)