¿Qué dicen las mujeres realmente Sabias acerca del caos y desconexión que estamos viviendo?: La Saga Maria de la Cruz del pueblo Wiwa (saga, significa Luna) en la Sierra Nevada de Santa Marta, explica cómo Danzar y Cantar de forma ceremonial y con respeto, tal y como se enseña tradicionalmente, es una forma de comunicación con los Espíritus del Universo y una forma de retribuir, enmendar o pagar a la Naturaleza, para que no aparezcan desequilibrios o enfermedades.

Y ¿Qué expresan los hombres Sabios sobre este mismo aspecto?: El Mamo Ramón Gil, en Gotsezhi, del mismo pueblo Wiwa, explica como la minería es la explotación de las entrañas del cuerpo de la Madre Tierra, y una de sus consecuencias más graves es la pérdida de nuestra conexión espiritual con la misma naturaleza. La oración, el servicio y la protección de los sitios sagrados como Matuna en Gotsezhi, es fundamental, ya que es en estos lugares donde los Sabios y Sabias pueden hacer sus pagamentos u ofrendas para intentar remediar toda esta situación.

Cantar, danzar, orar, cuidar, son más que actos simbólicos, físicos o altruistas, como lo consideran muchas personas. Cuando nos referimos a la Naturaleza como persona, como Madre, obligatoriamente debemos aceptar la existencia de un comportamiento y un lenguaje, desde nosotros hacia Ella; de los contrario, ¿Qué tipo de hijo o hija golpea a su madre, o daña su cuerpo para extraer sus órganos?, quizá este pensamiento pueda ser inaceptable para much@s, pero es la dura realidad que nos cuesta ver, a la luz de la sabiduría ancestral. Nuestro comportamiento indiferente y egoísta, nos ha llevado a generar una cultura parasitaria, donde las drogas, la matanza indiscriminada de animales, la explotación sexual y la manipulación mental a través de los medios de comunicación, destruyen gradualmente nuestro entorno interno y externo.

Por lo tanto, si evidentemente hemos pasado de ser células sanas (con una función y un comportamiento en armonía) en el cuerpo de nuestra Madre Tierra, a ser células cancerígenas (sin una identidad, absorbiendo energía), debemos aceptar que existe una medicina capaz de re-programarnos, de re-insertarnos como partes integrales de un un tejido vivo y en equilibrio. Los sonidos ancestrales y la re-significación de la mujer en las comunidades, como lo ejemplifica la Saga María Elena Díngula y el grupo de mujeres haciendo ofrenda ante el Mar Caribe, son algunos de los medios a través de los cuales la humanidad puede sanarse, sin embargo, esta tarea no pertenece solamente a las comunidades originarias, es parte de nuestra responsabilidad, sin importar la cultura, sexo, color, edad o ubicación geográfica.

Texto: Walter Gómez (Vi.Bh.Da)

A continuación te te invitamos a apreciar y meditar en el siguiente corto.

Realizadores: Bunkuaneyuman Comunicaciones
Director: Rafael Mojica Gil

Bunkuaneyuman Comunicaciones

Colectivo localizado en la ciudad de Santa Marta, Colombia, dedicado mayormente a generar contenidos audiovisuales. Actualmente con mas de 9 años de experiencia y un grupo humano altamente capacitado para ayudar a crear piezas audiovisuales. Parte de nuestra misión la de dar a conocer al mundo nuestra riqueza cultural y desde luego incrementar la visibilidad de nuestro pueblo ancestral Wiwa. bunkuaneyumanc@gmail.com